Monday, 29/5/2017 | 9:36 UTC+2
Culpable y Perdedor

Reseña de Lazarus 2. Elevación, de Greg Rucka y Michael Lark

Lazarus 2. Elevación Book Cover Lazarus 2. Elevación
Greg Rucka y Michael Lark
Norma Comics
Rústica
128

El mundo ya no está dividido por la política o la geografía, sino por las finanzas. El dinero es poder, y ese poder se encuentra en las manos de unas pocas familias. Aquellos que proveen servicios para una Familia gobernante tendrán sustento, elevados al rango de Siervo, con una vida cómoda garantizada para ellos y sus seres queridos. Los demás son SOBRANTES

Lazarus. Elevación: secretos familiares y la senda de los elegidos

El segundo volumen de esta serie de corte distópico nos permite asomarnos a la infancia de Forever Carlyle, esa especie de Imperator Furiosa defensora de una de las familias que dominan unos devastados Estados Unidos al más puro estilo feudal.
Como ya ocurriese en su tomo inicial, el transcurso de la trama se despliega de manera precisa y comedida.  A Greg Rucka en sus guiones siempre le he visto una paciencia a la hora de desarrollar historias que a otros no les vendría nada mal, y esta no es una excepcion. Asi, en Elevación vamos conociendo algo más de ese mundo de desigualdades extremas y tensiones territoriales a través del proceso de Elevación, una especie de reclutamiento que permite a los desheredados incorporarse a la fuerza de trabajo de las familias gobernantes. Mientras tanto, Rucka va dejando aquí y allá pinceladas que nos permiten obtener una imagen más global del universo en el que transcurre Lazarus.

Es realmente alentador ver cómo con tan solo un puñado de números uno se sumerge tan pronto en la compleja realidad que nos describe Rucka e ilustra con tantísimo acierto Michael Lark. En el fondo, Lazarus no deja de ser una reflexión en clave de ficción futurista de temas tan actuales como las desigualdades extremas, el control de los recursos, las migraciones o las relaciones entre tecnología y genética.

Michael Lark, con el excelente color de Santi Arcas, se encarga de dotar a la serie de un estándar de calidad apropiado y sostenible. Lark, tan comedido y pulcro como talentoso, es un especialista en eludir atajos efectistas que compliquen su entrega mensual. A lo largo de sus páginas hay poco o ningún alarde y sí un minucioso detalle a la hora de crear uniformes y tecnología y una amplia capacidad de dotar a sus personajes de expresividad y dinamismo. El dibujante, además, narra claro y directo, sin permitirse en ningún momento despistes.

Lazarus sigue siendo, en mi opinión, una muy interesante serie que vale la pena seguir, sobre todo si eres de los que disfrutan con los desarrollos reposados.

Puede leer también mi reseña del primer volumen de la serie: Lazarus 1. Familia

About

Translate »